Las siete ilusiones que fundamentan la obstinación del Polisario.

 ¨a veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas.¨ Friederich Nietzsche

Esta frase tan profunda, se aplica al caso del Frente del Polisario que durante cuatro décadas, no fue más que una estatua inútil para los Saharianos. Esta anormal situación en cuanto a las organizaciones políticas, está basada en unas ilusiones que, paulatinamente, serán disipadas. Los papeles de los misioneros que defienden la independencia serán descubiertos. 

A continuación, expondremos las siete ilusiones en que se basa la obstinación del Polisario:  

La primera ilusión: la representación limitada de los Saharianos

Debido a la amplia propaganda hecha por la Diplomacia argelina durante las cuatro décadas anteriores, pudo circular en las reuniones internacionales, la idea de que el Polisario es el legítimo y único representante de los saharaouis. Es una mentira que por frecuencia de uso por la mencionada diplomacia, se convirtió en una verdad absoluta para muchos. Pero esta mentira se va disipando, debido a bastantes factores y novedades, puesto que, algunas voces, tanto desde dentro de Marruecos, como de los campamentos de Tinduf, condenan el hecho de considerar el Polisario como el único representante con que se negocia, especialmente, al surgimiento de algunas corrientes sahraouis desde dentros de los campamentos que reivindican su derecho a la expresión, igual que los lideres y los cultos que volvieron a su patria, el Movimiento Khatt al Shahid, Mustafa Salama y el Foro de los Partidarios del Polisario, entre otras organizaciones y corrientes que se hicieron frente al Frente Polisario, y que hoy reivindican el derecho a la toma de decisiones y la independencia del régimen argelino. 

Los unionistas forman la mayoría absoluta de los saharaouis, y esto se encarna en las elecciones celebradas en Marruecos, pues, en las regiones del Sahara,  las proporciones de la participación son muy altas, y, esto, en el contexto de unas elecciones que conocen todo tipo de conflictos y tensiones. Pero, de todos modos, fueron marcadas por la transparencia y la competitividad, tanto en las elecciones colectivas como en las legislativas. Los documentos de  wikileaks destacaron que “un buen nombre de entrevistas y fuentes autónomas creen que el objetivo principal de la mayoría de los sahraouis consiste en el autogobierno como una alternativa para la autodeterminación” explicando esta tendencia por la “considerable” proporción de la contribución en las últimas elecciones colectivas.

La segunda ilusión: el establecimiento del Estado  

La declaración del Estado fue considerada como una ofensiva contra los sahraouis. Es un error estratégico garrafal, que fue ideado por los Estados que acogieron el Frente para enredarlo, y garantizar un conflicto persistente con el cual gestionará su crisis con Marruecos, pues, nos coincidimos en que, el hecho de declarar un Estado desprovisto de los atributos de soberanía, se ve como señal de la falta de experiencia política, porque, declarar el Estado exige compromisos legales y éticos, algo ignorado por el Frente, por ejemplo: pensar en el futuro del conflicto en el que, según pretende el Frente, el pueblo es quien se autogobernará, mientras que, el Polisario es quien decide por él, al declarar el Estado sin contando ni siquiera con la opinión de los habitantes de los campamentos.

El objetivo principal del Frente Polisario cuando asentó las bases, no era establecer un Estado, sino liberar el Sahara de las manos de los españoles, pero el rumbo de las cosas cambió  cuando otros regímenes militares (el libio y el argelino) intervinieron.  

La imposibilidad de no crear un Estado, era consecuencia de circunstancias tanto subjetivas como objetivas relacionadas con la causa. Esta conclusión era fruto de una amplia gama de investigaciones en el tema del Sahara.  Peter van Walsum, por ejemplo, quien presentó un informe vinculado con el Sahara el 21 de Abril de 2008, dijo ante el Consejo de Seguridad, en un memorándum que incluye sus observaciones y sus pensamientos para con la solución de las controversias: “la independencia del Sahara Occidental no es una opción realista” y convocó “los quince Estado miembros del Consejo a recomendar la continuación de los negocios, teniendo en consideración la realidad política y la legitimidad internacional” y que “lo relevante es llegar a un acuerdo objetivo”.

Y añadió explicando ¨tenía que reafirmar esta conclusión que esboza que la independencia del Sahara Occidental es inalcanzable, porque según parece, la dicha conclusión, fue ignorada durante las negociaciones de Manhasset, a sabiendas que, la verdad que hoy se impone, era el punto de partida del proceso de las negociaciones puestas actualmente en vigor¨, y niega absolutamente ¨la idea de que, el tomar la realidad política en consideración, constituye una renuncia o sumisión¨. 

El enviado de la ONU adoptó la aproximación de Marruecos para solucionar las controversias, y cuyo tenor es conceder el derecho a los Sahraouis a autogobernarse bajo la soberanía marroquí. También propuso que: Marruecos retirara su iniciativa de conceder el derecho al autogobierno a los sahraouis, y que el Frente Polisario retirara temporalmente su reivindicación de la autodeterminación (entre 6 y 9 meses por ejemplo) de la agenda de negociaciones, y negociar efectivamente, sin condiciones previas, pero, en base a una hipótesis temporal, que sostiene la idea de que no habrá un referéndum que conducirá a la independencia como opción y, por consiguiente, los resultados serán menos que cuando de una plena independencia se tratara.

Peter van Walsum apoya implícitamente la actitud de Marruecos que sostiene que  el conflicto es argelino-marroqui, y no entre Marruecos y los sahraouis, cuando dijo: ¨yo veo que la situación actual es insoportable, porque sirve los intereses, no solo de algunos bandos no interesados, sino de otros bandos que apoyan incondicionalmente el Frente Polisario, y que nunca habían vivido dentro de los campamentos, pero convencida de que los habitantes de aquellos campamentos, quizá prefieren seguir viviendo allí, en vez de aceptar una solución negociable que no sería la plena independencia.

Entonces, el enviado personal del Secretario General de la ONU, Peter van Walsum, sostiene que el único objetivo del Polisario y Argelia es prolongar lo más posible el proceso de las negociaciones en torno al Sahara.

El diplomático holandés defendió, en una entrevista con NRC Handelsblad, su derecho a expresar su opinión dentro del Consejo de Seguridad Internacional, de manera que, consideró que la opción de la independencia del Sahara es irrealista. Y dijo al respecto: ¨pensé que si no expresara mi opinión ahora, acabaría pensando, después de un año, que mi opinión fuera ya obsoleta¨ ¨a demás de estar amenazado a perder la credibilidad, como si estuviera encargado solamente de prolongar esta cuestión sin die¨, considerando que aun la falta de claridad de los objetivos, su misión fue apreciada, sobre todo por parte de Argelia que respalda el Polisario. Y que, su convicción estaba opuesta y que las cosas, según ve, no andaban como Dios manda.   

Peter van Walsum se pregunto ¿¨acaso es aceptado moralmente dejar que una nueva generación de niños del Polisario creciese dentro de los campamentos? Refiriéndose, a la vez, a la resolución suya en virtud de la cual convoca el Polisario a ¨emprender negociaciones que cobrarían fuerza para llegar a una formula de autogobierno garantizada bajo la soberanía Marroquí¨.  Y, antes de las palabras de Walsum, el señor Eric Jansson, el antiguo exrepresentante especial del Secretario General de la ONU en el Sahara, declara ante la cuarta Comisión de la ONU, que el autogobierno es la única solución para la cuestión del Sahara, haciendo referencia a que ¨el Polisario debe ceder algunas ambiciones suyas¨. En la misma línea, el señor Jansson cuyo testimonio era el centro de las atenciones, cita que, había escrito un libro en el cual pone de relieve el fracaso del proceso de  la identificación de la identidad en el marco del planeamiento de la solución y convoca a una solución negociable. Y dijo que, después de que su  misión acabara en el Sahara que duro cinco años (1993-1998): ¨escribí un libro donde destaco que el proceso de la identificación de la identidad es un callejón sin salida.¨  

 El señor Peter van Walsum añadió ¨el que ocupó mi puesto, adoptó mis convencimientos cuando aseguró que la independencia es una opción irrealista¨ descollando que los habitantes del Sahara se merecen ¨un futuro prominente y seguro en una zona estratégicamente importante¨. Y afirmó que ¨los miembros de la cuarta comisión saben perfectamente que el principio de la autodeterminación podría implementarse de diferentes maneras; existen otras opciones que no sean la independencia.¨

Según fuentes de prensa, el actual enviado de la ONU, el señor Christopher Ross, puso la Dirección del Frente Polisario, durante su última visita a los campamentos, que tuvo lugar en marzo de 2015, al tanto de que no cabe la posibilidad de establecer un Estado Sahraoui ¨es imposible y inaplicable¨. Y justifico su opinión esgrimiendo muchos argumentos, especialmente la situación dentro de los campamentos que atestiguan protestas continuas en contra de la Dirección del Polisario, es decir, caben muchas dudas en cuanto a la creación de un Estado gobernado por el Polisario, afirma un militante en el Polisario.

La tercera ilusión: el seno argelino 

Desde hace más de cuarenta años, el régimen argelino era el único que influía en el Polisario, puesto que acogía al Frente en su territorio, lo sirvió  de gran utilidad para establecer los campamentos en Tinduf, al trasladar obligatoriamente a los sahraouis para instalarse en los campamentos, dedicó presupuestos para atraer los mercenarios desde Argelia y los países vecinos, puso sus instituciones al servicio del Frente consignándolo la formación militar, lo armó, y dedicó sus potencias diplomáticas para hacer la propaganda al Polisario. Por lo tanto, es quien tiene la batuta, mientras que, el Polisario no es sino un medio manejado por el régimen para que este último estropeara el proceso de la integridad territorial de Marruecos.

Entonces, el Frente es un papel muy fundamental que Argelia juega para prolongar la enemistad con Marruecos, hasta el punto de que puede reducir las inversiones dentro de su territorio, y aumentarlas en el exterior, porque sabe que su prestigio en algunos países como Mozambique y Etiopia depende de la cantidad de dinero que envía, y también de las donaciones de petróleo y gas. 

En mi opinión, el Seno argelino es una ilusión, porque se apoya en los Generales y no en una opción popular, pues, se influyó mucho, durante el año 1988, por las manifestaciones populares, los atentados contra el Consulado del Polisario, por el miedo a que los Islamistas subieron al poder, la Guerra Civil, y el cambio de la opinión de Chadli Bendjedid y Mohamed Boudiaf…

Así que, nos vale apostar sobre el pueblo argelino, en vez de esperar a que acaece un cambio oficial en la política del Estado, basándonos en que, las fortunas dedicadas a los separatistas y a comprar voluntades en África, se las merecen muchos estratos sociales argelinos.

El señor Noureddin Bilali y durante una de sus conversaciones dijo: cuando cotejamos entre las relaciones del Polisario en Libia y Argelia, nos damos cuenta de que, en el caso de Libia, las relaciones son más independientes, pues el Kadhafi no quería manipular o gestionar el Polisario, entonces, prodigaba mucho dinero para que el Frente siguiera estando en guerra con Marruecos. Pero, hemos descubierto que los Servicios Secretos Militares de Argelia, son los que ponen las normas, y que los argelinos no querían perder el control del Frente, y, debido a ello, intervenían en todo, y enseñan al Frente lo que tenía y lo que no tenía que hacer. Incluso, a nivel militar, se molestaban cuando el Kadhafi  nos proporcionaba misiles, y nos decían bromeando ¨los argelinos liberamos nuestro país con escopetas y debéis hacer lo mismo¨.

El señor Bilal añado que el presidente Bendjedid había empujado el Polisario hacia la opción de negociar con Marrueco, y mandó a Mohamed Abdelaziz y le dijo: ¨tenéis que negociar con Rabat, porque la independencia es muy dificil¨. Pero Abdelaziz se apuró, y, en vez de responder, pido tiempo para pensar. Y, a la vez siguiente, volvió al Palacio Mouradia acompañado de una concurrencia de consultados e insinuó  al presidente que hablara, ante los otros miembros de la concurrencia sahraoui, de la incorporación a Marruecos, y el presidente reaccionó positivamente y no dudó en hacerlo: no habrá Estado autónomo en el sur de Marruecos¨.

En el mismo contexto, el expresidente de Defensa khalid Nizar, dijo ante las cámaras de al-Jazzera, durante la emisión de Sami Kleib, que se oponía a la concurrencia del Polisario y la pido salir de su despacho inmediatamente y les dijo que no pueden guerrear por siempre sobre la tierra argelina y en durante una etapa determinada.

 La cuarta ilusión: el apoyo internacional

Este apoyo es una ilusión, porque se basa en el principio de perturbar la estabilidad de Marruecos, puesto que, apenas que Marruecos consolidara sus relaciones con los países que apoyan y reconocen los separatistas, cuando Argelia y el Polisario financian las embajadas y sus embajadores instalados en aquellos países.

Ya que, el Frente que se jactaba hace unos años por haber sido reconocido por la mayoría de los Estados de África y América del sur, ya se redujo, porque se iban secando cada vez más las hojas de su diplomacia, de modo que muchos países retiraron su reconocimiento al Frente que se estableció el año 1973, mientras que otros países congelaron su reconocimiento.

Los países que todavía reconocen y mantienen con el Frente Polisario relaciones diplomáticas son 34 países, la mayoría de ellos están en África y América del sur; Angola, Namibia, Nigeria, Mali, Mauritania, Argelia, Bolivia y Méjico… 

Y el número de los países que retiraron, congelaron o pusieron en entre dicho su reconocimiento del Polisario, parece que está en constante aumento, ya que llegó a 46 países, entre ellos, la India, Suazilandia, Madagascar, Colombia, Chad, Paraguay, Zambia, Burkina-Faso, entre otros.

Y, cabe señalar que era durante los años Setenta, cuando la mayoría de los países reconocieron el Frente, porque este periodo está caracterizado por la credibilidad de las reivindicaciones y la autodeterminación y, era cuando las corrientes del Socialismo e Izquierdistas cobraron fuerzas en el globo entero. Pero, desde los años Noventa, el reconocimiento al Frente se iba deteriorando, y apenas empezó el tercer milenio, cuando se menoscababan cada vez más.

Los países miembros de la ONU, que nunca habían reconocido el Frente separatista, son 113 países: EE.UU, Francia, Alemania, España, China, Brasil, Argentina, Turquía, Bulgaria, Noruega, Italia, Irak, Egipto, Tunes, Sudan, Yemen, entre otros.

La ilusión del Frente se basa en que, la comunidad internacional lo apoyara incondicionalmente, mientras que, la realidad es arena de otro costal, sobre todo la promulgación del informe final europeo entorno del hurto de los apoyos materiales dirigidos a los habitantes de los campamentos. Y, ante todo, el PP español, lamentó, una vez, la actitud radical del Polisario, advirtiéndolo que el conflicto en el Sahara puede acarrear el tedio de la comunidad internacional. El portavoz de la comisión del Exterior del PP en el parlamento, el señor Gustavo de Aristegui, en una declaración, que tuvo lugar el viernes, ante las cámaras de la Agencia de Noticias española Sermadia, afirmó que “el concepto autogobierno no se opone al concepto autodeterminación” y evocó en la misma línea, las declaraciones del enviado personal del Secretario General de la ONU respecto al Sahara, el señor Walsum, en las cuales la opción de la independencia fue totalmente descartada.

La quinta ilusión: tener miedo a la dictadura en Marruecos

Unos telegramas publicados en wikilaeks, revelaron que la mayoría de los sahraouis apoyan el plan marroquí del autogobierno de las regiones del sur, destacando la diferencia entre ¨competición política verdadera¨ que domina en el Sur de Marruecos, y el régimen (instalado por el Polisario) a la cubana.¨ 

El frente promueve un rumor malicioso entre los sahraouis entorno a la represión y la violación de los derechos humanos, pero las visitas mutuas y las garantías Reales renovables para con la opción democrática, mostró el contrario. Puesto que, en el discurso pronunciado por el Rey dirigido al pueblo con motivo de festejar el 36 aniversario de la Marcha Verde, su Majestad dijo que el Sahara será ¨un modelo de la Regionalización Avanzada y las democráticas elecciones de los organismos que comprendía, además de una amplia atribución de los poderes y las competencias desde el centro (la capital) hacia las regiones, asimismo los mecanismos de la solidaridad regional, nacional y la habilitación social y el desarrollo humano.¨

Además, Marruecos está abordando una serie de reformas que consisten en la Gobernanza Constitucional, la creación del Consejo Económico y Social y la consolidación del papel del Consejo de Competencia, entre otros. En el marco de mejorar su experiencia en el ámbito de los Derechos Humanos, Marruecos creó un considerable número de instituciones como es el CNDH y el Mediador, sin olvidar las comisiones regionales para los derechos humanos encargadas de seguir y vigilar la situación de los derechos humanos en la región, y recibir las quejas contra cualquier acto tachado por la violación de los derechos humanos, así como implementar los programas del CNDH y sus proyectos cuyos fines son desarrollar los derechos humanos, apoyándose en los esfuerzos desplegados por los activistas concernidos regionalmente.

La sexta ilusión: la capacidad entrar de nuevo en guerra        

Cada vez, o sea, con motivo o sin ello, el Frente hablaba de su disposición para entrar en guerra de nuevo con Marruecos. Pero, su recaída y desesperación de no haber logrado su objetivo, le empujaron a adoptar maniobras militares en las cueles fueron usadas defensas aéreas y lanzacohetes, además de cientos de guerreros. Un líder militar del Polisario no vaciló en amenazar sin escrúpulos  a Marruecos al decir ¨la idea de entrar en guerra está siempre presente siempre y cuando el proceso de la paz no avance.¨

Algunos expertos en el tema, opinan que estas novedades no son sino chantajes y opresiones ejercidas sobre el Fiscal General y su enviado a la zona christofer Ross quien va dando paso a una nueva concepción por la Dirección del Polisario, basada en la imposibilidad de establecer un Estado independiente en el Sahara conforme a los deseos del Polisario ¨es imposible establecer un Estado debido a los cambios que atestigua la zona.¨

Y algunos ven que las maniobras de tal índole que coinciden con el mes de abril, están dirigidas únicamente para el consumo dentro de los campamentos.

La séptima ilusión: prolongar el conflicto para agotar las fuerzas de Marruecos

El Polisario y su nodriza Argelia buscan prolongar el conflicto, porque este último agota a Marruecos en el plano financiero, diplomático y en el ámbito de los derecho, pues la cuestión del Sahara constituye una verdadera carga para el país, dado a los altos costos económica y políticamente que esto supone a las arcas del Estado. En la misma línea, el periódico semanal Al- Ayam (los Dias) señaló que los costos financieros como resultado del conflicto del Sahara marroquí a lo largo de 38 años se valora en 2700 mil millones de dírhams, considerando el valor actual del dírham. Asimismo, el Rey afirma en su discurso, que, a cambio de cada dírham del cual se benefician las arcas del Estado sacados de aquella zona, el Estado gasta 7 dírhams, lo que supone un verdadero agotamiento de las arcas del Estado. Además, de los otros costos materiales y humanas, especialmente, el engranaje  militar y logístico constantes.

El gobierno y el pueblo marroquí, juntos suportan estos y otros costes, porque son decisivos para su existencia y destino, así que, no son negociables. Porque cada apuesta en evitarlo, será perdida. También, lo que el Frente no toma en cuenta es el hecho de que los campamentos que ahora dieron luz a la tercera generación, quizá podría aguantar más, y adaptarse a la situación, opuestamente a la nueva generación que abrirá nuevos horizontes para salir del infierno de los campamentos y el despotismo de la Junta de Gobierno.  

Ibrahim Al wayayi

Traducción de Mohamed Arsalain.

 

16/12/2015